Pablo Castilla – Costa Tropical

·

En Andalucía, existe ese momento del día entre las dos y las cinco de la tarde en el que el calor y la luz alcanzan su máxima intensidad, donde las tiendas y las oficinas cierran, el trabajo se detiene y la gente acude a sus casas a refugiarse, almorzar y cerrar los ojos.